La iglesia y aún la sociedad, necesitan con urgencia que se levanten hombres conformes a la palabra de Dios. 1 Timoteo 6.11. Es imperativo forjar en los hombres el carácter de Cristo, de manera que las familias de la congregación sean guiadas por Hombres de Dios. En este ministerio los hombres son equipados con lo necesario para dejar de ser niños y convertirse, no solo en hombres naturales, sino en los líderes que sus familias y la sociedad necesitan.

Reuniones todos los miércoles. Consulta la programación general para encontrar mas información

Predicas relacionadas:

“Mente renovada” Romanos 12:2
“Mi cuerpo para Dios” Romanos 12:1
Cómo el evangelio transforma tus emociones – Preguntas y Respuestas
X